Lamentamos la partida de Rodrigo Maturana

Un grupo de jóvenes artistas había descubierto en la figura de Rodrigo Maturana a un verdadero maestro. Fueron ellos los que volvieron a exhibir sus antiguos films, lo llevaban a presentar sus películas, y comenzaron a generar un verdadero mito urbano en torno a su figura.

Maturana, poeta y actor, fue un provocador innato, un detonante para varias generaciones que veían en la expresión la forma ideal para liberar tapujos y cánones impuestos por un sistema muchas veces dañino y amargo. Ese mismo sistema fue el que lo empujó a una situación que despertó a un grupo que lo ayudó en sus últimos días. La noche del 3 de enero, Rodrigo Maturana falleció en el Hospital del Salvador, y es ahora cuando las miradas del ambiente de la cultura se vuelcan sobre él. Hace algunas noches, sus cercanos debían pelear para que el SAMU se hiciera presente en su casa. Hoy, su nombre circula por la web como uno de los actores de las películas de Raúl Ruiz que dejó de acompañarnos. Precisamente una de sus últimas apariciones públicas fue en los funerales de Ruiz, amigo entrañable de toda una vida, y que lo catapultara al reconocimiento de las nuevas generaciones por delirantes apariciones en “Palomita blanca ” (1973) y “La expropiación” (1971). Casi cuarenta años después, el Santiago que cobijaba aquella bohemia, prácticamente no existe, lo mismo que una forma de hacer ciudad.

Pudo publicar un último libro de poemas: “Ardido amor”, que fue presentado el pasado 10 de noviembre: el reconocimiento de nuevas generaciones se hacía patente, y se sentía no sólo homenajeado sino reconocido.

Hace pocos meses también comenzó a circular por internet el video “En busca del videasta perdido o Mister Off y el caso de las papas polacas”, una sátira realizada por Maturana en plena dictadura con citas al Cabo Astica (aquel mítico líder de la revuelta marinera socialista de los años treinta) y a Raúl Ruiz (la anécdota de las papas polacas aparece en el film “Tres tristes tigres” de 1968), y que fue censurado en el Festival de Video Arte del Instituto Chileno Francés de 1986, aumentando aún más el aura mítica de aquella desconocida pieza.

La cercanía de Maturana con el mundo audiovisual fue permanente. Ricardo Carrasco Farán es uno de los cineastas que se influenció por el “maestro”, y que se encargó de resguardar y difundir su obra durante mucho tiempo. Asimismo, junto a sus papeles en algunas películas de Ruiz del periodo de la UP, serían Cristian Sánchez, Sergio Navarro y Carlos Flores Delpino quienes en los años setenta revalorarían su figura instalándolo en sus películas “Vías paralelas” de los primeros y “El Charles Bronson Chileno” del último. En ambos films hay una permanente búsqueda por un lenguaje propio y local, algo que siempre instaló Maturana como eje de su poética -visual y escritural- cuestionando el cánon y apostando por las libertades.

En 2011 el Festival de Cine Sanfrik -cuyo nombre es un juego de palabras sarcástico contra el Festival de Cine Sanfic, administrado por la Familia Saieh-  realizó una retrospectiva de la obra fílmica de Rodrigo Maturana. Junto a la anteriormente citada “Mister Off”, se exhibieron “El sueño del ratón en la sopa”, parodia de “Caligari” y donde compartía labores lúdicas con los que posteriormente conformarían el “Colectivo del Cabo Astica”, agrupación documentalista integrada por el propio Ricardo Carrasco Farfán, Sergio Navarro y Vicente Parrini, entre otros.

Rodrigo Maturana y la "troupe" en los años ochenta

Los ambientes juguetones, antisacros, irreverentes y desprejuiciados son el legado que deja el “Maestro” Maturana. La inquietud, el afán de dudar, la perspectiva de los sueños, fueron aceptados por un grupo de fieles y amigos de los lejanos años que hoy, lejos de los medios, de los titulares falsamente doloridos, sienten la partida de un grande de las artes visuales chilenas.

Partió Rodrigo Maturana, pero ganamos un maestro para siempre.

Anuncios

Acerca de Cineteca Universidad de Chile

Nos gusta el cine y la historia
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Lamentamos la partida de Rodrigo Maturana

  1. Pingback: Sensible fallecimiento de Rodrigo Maturana - ONOFF

  2. samuel ibarra dijo:

    Un tipo formidable, complejo,esteta , lúdico y radical. claramente era un mito viviente. Simple como una hoja, filósofo de la vida.
    Para mi era Diogenes el Perro, trocaba clases de bótanica o astronomia, por pan ,agua o sonrrisas. tremendo tipo el Maestro Maturana, es una nueva estrella para mi firmamento que alumbra mis razones y motivos para hacer arte.

  3. De Rodrigo puedo agredecer sus condenas a muerte, que me dieron ciedrta notoriedad en los oscuros tiempos, y mis resurrecciones posteriores que me dieron nueva vida y ninguna notoriedad. Sus delirios y paranoias no lo abandonaron y crearon esa aureola de artista maldito que tan bien le sentaba. Con amigos de Francia y España, con los que compartimos varios sets, decimos que estamos tristes, pero conformes… después de todo de esta no saldremos vivos
    Vera-Meiggs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s