Fallece Gustavo Becerra

A los 84 años murió este domingo 3 de enero el compositor chileno Gustavo Becerra-Schmidt, uno de los nombres más destacados en la música contemporánea en nuestro país. Según una información anunciada hoy por el portal Emol, su deceso se produjo en la madrugada en la ciudad alemana de Oldenburg, donde Becerra vivía desde 1973.

Gustavo Becerra (Premio Nacional de Arte en 1971) creó la música para importantes documentales chilenos de los años sesenta y setenta como “Días de Organillo” (Sergio Bravo 1959), “Energía Gris” (Fernando Balmaceda, 1960), “La respuesta” (Leopoldo Castedo, 1961), “Láminas de Almahue” (Sergio Bravo, 1961), “A Valparaíso” (Joris Ivens, 1963), “Aquí Vivieron” (Pedro Chaskel y Héctor Ríos, 1964) y “Aborto” (Pedro Chaskel, 1965) además de los importantes largometrajes de ficción “Érase un niño, un guerrillero y un caballo” (Helvio Soto, 1967) y “Valparaíso Mi amor” (Aldo Francia, 1969). Algunas de estas composiciones hoy son albergadas en la Cineteca de la Universidad de Chile.

Caracterizado por la mezcla entre música docta, música popular y música incidental para cine, su aporte a la musica nacional fue infinito, siendo reconocido con el Premio Nacional en 1971.

Compositor, musicólogo, académico y diplomático, Gustavo Becerra es autor de una prolífica obra inscrita en el repertorio del último siglo en Chile. Con una carrera realizada tanto en su país como en el extranjero, fue además literalmente un maestro de maestros, como formador de los compositores Carlos Botto, Cirilo Vila, Gabriel Brnčić, Fernando García, Luis Advis y Sergio Ortega, entre otros. Fuertemente vinculado a la Universidad de Chile, se desempeñó como académico de dicha institución hasta que fue exonerado por las nuevas autoridades asignadas por la dictadura en 1973.

Gustavo Becerra ejercería entre 1968 y 1970 la secretaría de la Facultad de Ciencias y Artes Musicales de la Universidad de Chile, y luego oficia como Agregado Cultural de la Embajador de Chile en Bonn.

En 1970 estrena junto a Sergio Ortega una musicalización para “Canto General” de Pablo Neruda. Tras el golpe de estado, Becerra parte al exilio en Alemania y crea la primera obra en el exilio “Corvalán” de 1974. Posteriormente realiza “Estructura Cuadridimensional” que mezclaba filmaciones con música.

Parte de su repertorio llegó también a la música popular, con obras como “Memento” incoporadas al repertorio de Quilapayún, y en 2008 demostró su inquietud con la publicación de gran parte de su obra electroacústica por medio del sello en Internet o netlabel Pueblo Nuevo.

Cineteca Universidad de Chile se suma a las condolencias tras la partida de un maestro de la música nacional.

http://www.pueblonuevo.cl/
http://www.pueblonuevo.cl/obra-electroacustica.htm
http://www.musicapopular.cl/3.0/index2.php?action=Tm90aWNpYURF&var=NDYx
http://cineundergroundchileno.blogspot.com/2007/07/gustavo-becerra-y-sergio-ortega-msicos.html

Anuncios

Acerca de Cineteca Universidad de Chile

Nos gusta el cine y la historia
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Fallece Gustavo Becerra

  1. Soledad dijo:

    Es una pena perder a alguien tan valioso como él, tuve la oportunidad de conocerlo y fue una persona extraordinaria. Junto a mi familia, nos sumamos a las condolencias por tan penosa perdida.

  2. Delia Cassaretto dijo:

    Recuerdo pesarosamente un desenlace indeseado, contaba con un proyecto en el cual el maestro iba a hacer su valioso aporte ,con lo cual -a su sombra- reviviríamos la vida y obra de su discípulo Roberto Falabella , quedando este abortado por su muerte.Sentí la emoción de su apoyo y el orgullo de su evaluación sobre mi trabajo, no obstante a ello, la tristeza de su partida ha sido mayor.
    Paradojalmente, muere en sudamérica un cantante de corte popular cuyo deceso fue cubierto masivamente por toda la prensa, en tanto la noticia de la muerte del maestro Becerra, quedó relegada a unas breves líneas de prensa y tv.
    CHILE SIEMPRE QUEDARÁ EN DEUDA CON FIGURAS COMO LAS DOS SEÑALADAS que mereciendo reconocimiento están poco presentes en los denominados “actos culturales”.
    Una pequeña elite le conserva atesorada , sería bueno se expandiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s